Cerro Tronador y Cascada los Alerces

Cerro Tronador y Cascada los Alerces

Información general:
En dirección a la Cordillera de los Andes, por la ruta nacional 258 y hacia el sur, bordeamos los márgenes de los lagos Gutiérrez y Mascardi, y llegamos al camino de ripio que nos deja en la base del Cerro Tronador. Se trata de un trayecto sinuoso, rodeado por bosques de coihues y lengas, que al cruzar el puente del Río Manso nos permite llegar a Pampa Linda. Esta pequeña llanura está próxima al glaciar Manso, también conocido como Ventisquero Negro. Un poco más adelante termina el recorrido, donde se puede visitar la Cáscada del Diablo ubicada en la base de esta gran montaña. Los tres picos que coronan al Tronador son el Argentino (3.040 m), el Internacional (3.554m) y el Chileno (3.474 m). Para dirigirnos a la Cascada de Los Alerces se utiliza el mismo camino sinuoso pero sin cruzar el Puente del Río Manso. Hay que bordear el Lago Los Moscos y una etapa del Río Manso para llegar al Lago Hess. Finalmente tras cruzar el Río Roca el camino termina y un sendero de 300 m. que se recorre a pie, nos guía hasta el bosque de Los Alerces donde se encuentra el mirador de la imponente cascada.

En dirección a la Cordillera de los Andes, por la ruta nacional 258 y hacia el sur, bordeamos los márgenes de los lagos Gutiérrez y Mascardi, y llegamos al camino de ripio que nos deja en la base del Cerro Tronador. Se trata de un trayecto sinuoso, rodeado por bosques de coihues y lengas, que al cruzar el puente del Río Manso nos permite llegar a Pampa Linda. Esta pequeña llanura está próxima al glaciar Manso, también conocido como Ventisquero Negro. Un poco más adelante termina el recorrido, donde se puede visitar la Cáscada del Diablo ubicada en la base de esta gran montaña. Los tres picos que coronan al Tronador son el Argentino (3.040 m), el Internacional (3.554m) y el Chileno (3.474 m). Para dirigirnos a la Cascada de Los Alerces se utiliza el mismo camino sinuoso pero sin cruzar el Puente del Río Manso. Hay que bordear el Lago Los Moscos y una etapa del Río Manso para llegar al Lago Hess. Finalmente tras cruzar el Río Roca el camino termina y un sendero de 300 m. que se recorre a pie, nos guía hasta el bosque de Los Alerces donde se encuentra el mirador de la imponente cascada.