Circuito Grande

Circuito Grande

Información general:
A lo largo de 250 kilómetros, al norte de Bariloche, se pueden observar los paisajes más extraordinarios de la Patagonia. Sobre la ruta 237 que se dirige a Neuquén, cruzando el puente del lago Nahuel Huapi, y junto a la naciente del Río Limay se encuentra el lugar histórico al que llegó Perito Moreno el 22 de enero de 1876. Fue el primer argentino que avistó el gran lago Nahuel Huapi también llamado "Gran Olla" por los nativos. El trayecto continúa siempre bordeando el Río Limay hasta llegar al gran Anfiteatro, una formación natural de origen glaciológico que se asemeja a un Circo Romano. Sobre la misma ruta -más adelante- se encuentra el Valle Encantado con sus inmensas y extrañas formaciones rocosas que rodean a Confluencia. Allí, el Río Limay se une con el Río Traful y si nos desviamos en dirección oeste llegamos a Villa Traful. Esta localidad es una pequeña aldea de montaña rodeada por un paisaje maravilloso. El Mirador del Lago Traful nos ofrece una soberbia vista del entorno. El camino hacia estos parajes muestra una transición entre estepa y bosque, se observan cavernas, algunas estancias patagónicas, pero también la flora y fauna del lugar. Si el trayecto comienza por la mañana, la llegada a Villa Traful ofrece la ocasión para el almuerzo y la continuación del recorrido con la visita al Puerto Arrayán y El Portezuelo. Por último, el tramo de la Ruta de los Siete Lagos, que nos lleva a Villa La Angostura es la opción para regresar a Bariloche.

A lo largo de 250 kilómetros, al norte de Bariloche, se pueden observar los paisajes más extraordinarios de la Patagonia. Sobre la ruta 237 que se dirige a Neuquén, cruzando el puente del lago Nahuel Huapi, y junto a la naciente del Río Limay se encuentra el lugar histórico al que llegó Perito Moreno el 22 de enero de 1876. Fue el primer argentino que avistó el gran lago Nahuel Huapi también llamado "Gran Olla" por los nativos. El trayecto continúa siempre bordeando el Río Limay hasta llegar al gran Anfiteatro, una formación natural de origen glaciológico que se asemeja a un Circo Romano. Sobre la misma ruta -más adelante- se encuentra el Valle Encantado con sus inmensas y extrañas formaciones rocosas que rodean a Confluencia. Allí, el Río Limay se une con el Río Traful y si nos desviamos en dirección oeste llegamos a Villa Traful. Esta localidad es una pequeña aldea de montaña rodeada por un paisaje maravilloso. El Mirador del Lago Traful nos ofrece una soberbia vista del entorno. El camino hacia estos parajes muestra una transición entre estepa y bosque, se observan cavernas, algunas estancias patagónicas, pero también la flora y fauna del lugar. Si el trayecto comienza por la mañana, la llegada a Villa Traful ofrece la ocasión para el almuerzo y la continuación del recorrido con la visita al Puerto Arrayán y El Portezuelo. Por último, el tramo de la Ruta de los Siete Lagos, que nos lleva a Villa La Angostura es la opción para regresar a Bariloche.